All for Joomla All for Webmasters

Planeamiento participativo

Mozambique

Se trata de un proyecto de Urbanismo emergente en Mozambique desarrollado con una metodología participativa, a través del uso de nuevos instrumentos territoriales que permiten el desarrollo controlado y sostenible de los asentamientos humanos y de su habitabilidad básica.

Descripción

Desde el 2005 la cooperación española trabajaba con la Municipalidad de Matola y en 2008 comienza a realizar un proyecto de apoyo institucional al mismo, donde la principal apuesta del nuevo gobierno era la elaboración de un Plano de la Estructura Urbana, para el cual solicitan apoyo técnico a la Facultad de Arquitectura y Planeamiento Físico (FAPF) de Mozambique. En este proceso de generación de planes urbanísticos, el Grupo de Cooperación en Habitabilidad Básica de la ETSAM, en colaboración con la FAFP, comienzan a desarrollar de una de las 8 “unidades de gestión” (UOPG Unidad Operativas de Planeamiento y Gestión), en las que el Plano de Estructura Urbana de Ciudad de Matola dividía el municipio, con el propósito de que sirviese como modelo para el desarrollo futuro, del resto de unidades.

El objetivo fundamental de la colaboración fue el fortalecimiento de las capacidades y de los mecanismos del municipio para que pueda gestionar el suelo de manera racional y sostenible con procesos graduales adaptados a los recursos del lugar, contribuyendo a largo plazo a mejorar la habitabilidad básica y a minimizar la degradación del espacio y del medio ambiente.

La elaboración del planeamiento se abordó en dos escalas diferentes, un Plan Parcial de carácter más territorial y unos Planos de Pormenor de menor escala, realizados con una metodología participativa, donde la colaboración de la población en todo el proceso era fundamental, ya que conseguir que la población se sintiese dueña del proyecto, garantizaba su valoración y futura implementación.

En primer lugar se realizó un trabajo de levantamiento físico, un análisis pormenorizado de los recursos locales del territorio y un diagnóstico del lugar, de los líderes locales y con la participación de los alumnos de PFCD de la ETSAM becados por la UPM en Maputo, con el objetivo de aportar la información y las herramientas necesarias para identificar las necesidades y priorizar de forma pertinente las futuras intervenciones.

Esta fase previa, permitió disponer del conocimiento necesario para la realización del Plan Parcial, cuyo trabajo se desarrolló de modo participativo, realizando asambleas periódicas con la población, lo que les permitía reflexionar sobre sus carencias y sus posibilidades y a los líderes locales realizar una gestión adecuada del territorio, concretamente en la elaboración, la implementación y la fiscalización de los planes. Estas asambleas tuvieron como resultado la creación de un plano de distribución y asignación de los terrenos para los diferentes usos, la reserva de zonas para los equipamientos y las infraestructuras y el acercamiento de los servicios a la población. Por tanto, este plan debía permitir una gestión del suelo de manera racional y sostenible, absorber el crecimiento de la población integrando soluciones para asentamientos de diferente densidad, mediante procesos graduales y adaptados a los recursos del lugar y servir como modelo para el desarrollo futuro de los planes parciales de las 7 unidades restantes. Se propusieron nuevos usos de suelo, nuevas infraestructuras y equipamientos y se integraron soluciones para asentamientos de diferente densidad.

En segundo lugar, se elaboraron los Planes de Pormenor, cuya finalidad era desarrollar y concretizar las propuestas de organización espacial de las áreas especificas del Plan Parcial, maximizando la preservación de la viviendas existentes a través de su integración en el tejido urbano propuesto, teniendo en cuenta el nivel socio económico de la población afectada.

Por último, para garantizar la materialización del mismo y su buen funcionamiento, se realizó de forma paralela a todo este proceso un programa de capacitación y formación de los técnicos locales y del capital humano en las áreas de Ordenación Urbana y Territorial, para un efectivo control del suelo y para fortalecer su capacidad de gestión, legitimando su papel ante la ciudadanía y brindándoles más y mejores servicios básicos. Así como se facilitó la divulgación de la información de una forma simplificada y accesible tanto a las comunidades como a sus líderes.

Lugar

 

En 2009 Mozambique era uno de los países tipo A (Asociación amplia) del Plan Director (2009-2012) del AECID y la UPM, donde la Cooperación Española tenia establecidas como prioridades geográficas las provincias de Cabo Delgado, Maputo y Gaza. Ocupaba el puesto 172 de la tabla de IDH del PNUD de un total de 177 países, el 70% de la población urbana vivía en asentamientos informales con carencias en HaB, según el último informe de Un-Hábitat, lo que concierne a unos 5 millones de habitantes. El 43% de la población no disponía de fuentes mejoradas de agua potable y el 32% no disponía de acceso a sistemas de saneamiento básico.
Matola es la capital de la provincia más meridional de Mozambique, la provincia de Maputo. Hace frontera con los distritos de Marracuene, Moamba, Boane y la ciudad de Maputo, capital del país. Tanto su ubicación geográfica, que la convierte en un punto de paso obligatorio para ir desde la capital hasta los países vecinos (África del Sur y Swazilandia), como su proximidad a la ciudad de Maputo, donde se concentra la mayor población y actividad del país, han influido en que recibiese gran cantidad de emigración procedente de las zonas rurales en busca de oportunidades económicas. Esto ha generado un crecimiento descontrolado y no planificado de las áreas precarias y peri-urbanas, que se ha visto agravado por la ausencia de instrumentos de planeamiento del uso del suelo, de su ejecución y de su control. La gran proliferación de nuevos asentamientos informales, ha hecho que muchos de ellos se hayan situado en zonas de gran vulnerabilidad física. En la actualidad vive un proceso de planificación urbana para intentar resolver esta problemática.

La unidad objeto de proyecto, se localiza en un área periférica del norte del municipio; un área de gran extensión, unos 49km2 de superficie, ubicada a escasos diez kilómetros de Maputo y con una población de aproximadamente unos 19.000 hab. que aumenta progresivamente. Se corresponde con los barrios de Intaka y de Muhalaze, ambos de fuerte carácter rural, que están sufriendo una masificación descontrolada y caótica por la ausencia de planificación.

Resultados

  • Se ha recogido la información relevante, analizado y diagnosticado la problemática de la unidad escogida, trabajando conjuntamente con sus habitantes.
  • Se ha elaborado un “plano de urbanizaçao” (PPU) participativo de una de las unidades de la Ciudad de Matola, adaptado a las posibilidades y recursos del lugar que sirva como modelo de referencia para el restode las unidades.
  • Se han realizado talleres de capacitación y formación para los técnicos municipales y los líderes locales en el ámbito de la gestión y ordenación urbana y territorial.

Ficha técnica

Fecha de realización

Fecha de inicio: 01 de septiembre de 2010

Fecha de finalización: 31 de mayo de 2011

Financiación

Financiación a cargo de la Universidad Politécnica de Madrid.

Agentes que han intervenido

FAPF-UEM (“Faculdade de Arquitectura e Planeamento Físico” de la “Universidade Eduardo Mondlane” de Maputo, Mozambique)
CEDH (“Centro de Estudos de Desenvolvimento do Habitat”)
Grupo de Cooperación en Habitabilidad Básica de la ETSAM (HaB-ETSAM)

Equipo

Felipe Colavidas (Director del HaB-ETSAM)

Lidia Fernández; Silvia Gómez y Laura Vispe  (Miembros del HaB-ETSAM)

Ana Muñoz (Alumna de PFC de la ETSAM)
Beatriz Calatrava (Alumna de PFC de la ETSAM)
David Martínez (Alumno de PFC de la ETSAM)

Viaja como técnico volante: Lidia Fernández

Beneficiarios

Los beneficiarios directos fueron en primer lugar, los habitantes de Matola, más concretamente de los barrios de Muhalaze e Intaca, y sus secretarios de barrio, con gran disposición de cooperación y con un alto porcentaje de población femenina en muchos casos. En segundo lugar están los técnicos de la Vereaçao que han participado en el proyecto y en los cursos de formación, y todo el personal universitario implicado directamente en Mozambique y en Madrid.

En último lugar están los beneficiarios indirectos que serían todos aquellos (población local, técnicos) que pudiesen beneficiarse de la experiencia del plan realizado al considerarlo como modelo replicable en el futuro.

Algunas imágenes del desarrollo del proyecto.

Galería de imágenes

Algunas imágenes del desarrollo del proyecto.